viernes, enero 26, 2007

Sobre sexismo

Esto es algo que pienso a raíz de dos cosas: leer sobre bailarines hombres, y haberme pasado las últimas semanas haciendo prácticas en un Instituto de Secundaria, es decir, pasando más tiempo seguido rodeada de adolescentes que en los últimos diez años juntos.

Cuando una mujer hace cosas propias de los hombres en nuestra sociedad (relativamente) abierta y democrática, tiende a encontrar aprobación. Desde una mujer con un traje de chaqueta masculino a una mujer oficial del ejército. Sí, tenemos que demostrar nuestra valía más que los hombres. Pero si eres de verdad muy buena, ganarás más admiración que si eres más puramente "femenina".

Cuando un hombre asume conductas típicamente femeninas, encontrará rechazo de plano o se dará por hecho que es homosexual.

Hay más ingenieras que hace veinte años, pero no hay más hombres que sean maestros de primaria. Hay mujeres jefas (no las suficientes) pero no hay niños jugando a las comiditas. La integración de las mujeres conlleva su incorporación a aspectos de la vida en los que estaban excluidas, pero eso no significa que los hombres hayan cambiado apenas nada para acercarse a la posición que nosotras teníamos hace un tiempo. Nosotras nos estamos haciendo, por así decirlo, "bilingües". Ellos no. Desde luego, no la mayoría.

No me gusta. No me gusta nada de nada. Y una de las razones de que no me guste es que tengo la horrible sensación de que los propios hombres, sobre todo los más jóvenes, tienen un tremendo miedo a ser rechazados si son diferentes (¿por qué en mi instituto de prácticas las niñas siguen cuatro o cinco estilos de moda pero los chicos son todos iguales?) . No es que haya hecho un descubrimiento que vaya a cambiar el mundo, pero me da rabia verlo.

8 comentarios:

Nejsret dijo...

Supongo que para que los hombres realicen labores "tipicamente femeninas" habrá que cambiarlas de nombre (¿para no herir su orgullo?). Como por ejemplo, lo que antes eran azafatas, ahora son auxiliares de vuelo... Estoy a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, pero eso no debería significar que la mujer debe realizar todo lo que hacen los hombres: hay que discriminar. Lo mismo creo por parte de los hombres . Creo que hay ciertos comportamientos (de uno y otro sexo), que habría que erradicar y otros que habría que extender. Por poner un ejemplo, el hombre debería acercarse más al sentido de sensibilidad y empatía que posee la mujer; y la mujer no debería creerse la falsa "libertad" de "hacer lo que quiere", cuando realmente está dando al hombre lo que desea (considerando los estereotipos).

Nejsret dijo...

Creo que al final de mi comentario anterior se me ha ido un poco la olla... Lo que quiero decir es que se está dando tanta importancia a la "libertad" de la mujer, que realmente lo que se obtiene es una esclavitud de la mujer por parecer libre. La libertad es hacer lo que uno siente en cada momento, sabiendo que no hace mal a nadie y complaciéndose a sí misma. No dando la imagen de hacer lo que se quiere, a costa de todo y sin importar nada.

carmilla dijo...

En resumidas cuentas que, las cosas no han cambiado tanto como parecen. Ni la sociedad es tan abierta ni tan moderna. Yo veo ahora a las mujeres más salidas (que no es que me parezca mal) y a los tíos, mucho más machistas, (esto sí que me repatea), aunque parezca una contradicción. Si eso es la igualdad... Así que Nejsret, no se te ha ido la olla, te entiendo (la igualdad femenina, no es imitar comportamientos machistas).
En lo laboral, se admira a una mujer que ha llegado a lo más alto por mérito propio, pero por el camino ha tenido que evitar zancadillas, puñaladas traperas y algún que otro intento de aplastamiento total. Luego, si remonta, se pasa media vida media vida no sólo demostrando que es igual, sino que vale el doble o más para estar en el puesto que está en lugar de un hombre. Siempre hay que justificarse.
No se nos mide por nuestra capacidad o valía, sino en en función de nuestro sexo. Y mucha culpa la tenemos nosotras.
A mí si que se me ha ido la olla.
Es curioso, cuando damos clase tenemos espectadores (me fastidia, pero bueno) mirándonos. Estoy segura que a más de uno le encantaría entrar a bailar o a tontear con el pretexto del baile, pero eso es de afeminados.

Nejsret dijo...

Me ha encantado esa frase: "la igualdad femenina, no es imitar comportamientos machistas". Define muy bien lo que pienso. ¿puedo incluirla en mi blog, como pie de página?

Nia dijo...

Nejsret: "eso no debería significar que la mujer debe realizar todo lo que hacen los hombres: hay que discriminar." ¿qué comportamientos masculinos te parece que no deben imitar las mujeres? ¿te refieres principalmente a la promiscuidad sexual? Con "dar al hombre lo que desea", ¿te refieres a sexo? Yo creo que los hombres(la sociedad machista, no quieren sexo. Quieren controlarnos, y les da igual cómo.

Carmilla, "la igualdad femenina, no es imitar comportamientos machistas". ¿En qué comportamientos machistas estás pensando?

La igualdad femenina, y el feminismo, jamás se han basado en imitar comportamientos machistas. La mujer tradicional es tan machista como el hombre machista. Lo más machista que puede hacer una mujer es minusvalorarse, y esa es, desgraciadamente, la conducta universalmente considerada más femenina de todas.

Considerar que la igualdad entre hombres y mujeres pasa por la libertad sexual, es una idea muy vieja: tiene entre ochenta y cuarenta años. No nos engañemos. Lo que se ha pedido cuando se ha reivindicado la libertad y la actividad sexual de la mujer no es "más sexo" ni "tanto sexo como los hombres" ni "sexo sin emociones igual que lo practican los hombres". Es no ser castigada por hacer lo mismo que los hombres. Es una diferencia sutil, pero vital.

Nejsret dijo...

El comportamiento machista viene dado por la forma de pensar: la mujer es inferior. Y la mujer no debe pensar reciprocamente que el hombre es inferior. Precisamente, el feminismo busca la igualdad entre hombres y mujeres, y para mí no es "igualar la mujer al hombre actual", sino que los dos tengan los mismos derechos Y obligaciones. El macho deja en casa a la mujer para irse al bar con los amigotes y hacerles saber que en su casa hace lo que le da la gana. El macho ve a la mujer como un objeto (sexual, decorativo, etc) y la menosprecia. No quiero que la mujer adopte ese comportamiento.
Sin embargo, creo que los hombres tienen una seguridad en sí mismos que la mujer tiene que aprender a tenerla.
Es algo más que el comportamiento sexual. Lo malo es que se ciñe la liberación de la mujer a la sexual, y es mucho más que eso. Tendremos libertad tengamos libertad de comportamiento y pensamiento. La promiscuidad es subjetiva.

Nejsret dijo...

ups. La penúltima frase realmente es " Tendremos libertad CUANDO tengamos libertad de comportamiento y pensamiento."

carmilla dijo...

Hacía ya días que no me pasaba por el blog y no he leído los comentarios. Holaa.
Nejsret:, puedes incluir la frase que quieras en tu blog como encabezado, como pie de página, como notas al pie, como epílogo, como lo que quieras, faltaría más.
Nia querida, cuando hablo de "imitar comportamientos machistas", no me refiero a sexo, (aunque también es una forma de controlar), es más bien la actitud de los hombres hacia las mujeres, la forma de comportarse, de tratarnos. El menosprecio, la chulería, el querer dominar, el partir del principio de que el otro (en este caso la otra), siempre va por detrás y nunca está a su nivel. Esa clase de comportamientos... No se si me expreso bien, porque vengo hecha papilla.