lunes, junio 01, 2009

Asana de la Semana: el árbol.

No soy una experta en Yoga. Practico desde hace pocos meses. Estas son algunas posturas de yoga que me ayudan a bailar mejor. Si te gustan, busca el centro de yoga más cercano.



Hace un montón de tiempo que me referí al árbol como la visualización que más me gustaba para mantener el equilibrio. Pues de eso se trata aquí, del equilibrio pero también de más cosas.

Se trata de una postura fácil pero bastante compleja, con muchos detalles. Estas instrucciones están hechas a partir de las de yogaes.com

1. De pie, fija la mirada en un punto.

2. Concéntrate en el peso del cuerpo en el pie izquierdo.

3. Lo ideal sería doblar la pierna derecha, coger el tobillo y subir la planta del pie hasta la ingle de la otra pierna, con los dedos del pie hacia el suelo. No como en la foto, sino con el pie encajado justo debajo de la pelvis. También es lo ideal mantener una alineación de la rodilla con la cadera, en lugar de adelantar la rodilla. La postura perfecta, e incluso la de la foto, son un poco avanzadas. Si no puedes poner el pie por encima de la rodilla, ponlo justo por debajo: el pie a la altura de la rodilla te hará perder el equilibrio.

4. Estira los brazos por encima de la cabeza, y une las palmas de las manos. También se pueden unir las palmas a la altura del pecho. Es un poco más fácil así.

Luego, todo igual con la otra pierna.

Las virtudes de esta postura para una bailarina de danza oriental son muchísimos.
El equilibrio. La conexión al suelo. El trabajo de glúteos y cadera, más intenso cuanto más alta y abierta esté la pierna que está levantada. El trabajo de brazos y espalda si lo haces con los brazos en alto. Un imprescindible.

4 comentarios:

perfectginger dijo...

Yo he empezado con el yoga por mi cuenta hace poquillo. Esta asana me gusta mucho, al principio perdía mucho el equilibrio pero luego resulta de las más fáciles!

kayla dijo...

soy incapaz de mantener esa postura

Naty dijo...

La clave de esta asana esta en mirar a un punto fijo que este a la altura o mas bien mas alto que tus ojos, auque hay veces en las que inevitablemente se pierde el equilibrio jejeje

Shinta dijo...

La postura te ayuda al equilibrio pero como bien dices no solo fisicamente sinó espiritualmente.

Y sobre todo no parpadear, si puedes.