sábado, julio 29, 2006

Bailar con y sin zapatos 2

Me sugiere Nelia en un comentario que hable acerca de la polémica que a veces se forma sobre si es más correcto bailar con o sin zapatos. Ya hablé del tema una vez, pero se puede ampliar.

Creo que en primer lugar, como hay muchos estilos de danza oriental, es natural que no les vaya bien a todos bailar con los mismos zapatos (o sin ellos). Igual que para bailar baladi queremos un vestido baladi, y para bailar tribal igual, y así sucesivamente, hay estilos de zapato obligatorio, de zapato opcional, e incluso con los que es preferible bailar sin zapatos.

Hay dos clases de zapatos que nos interesan: zapatillas de ballet, y zapatos de verdad, que pueden ser desde tacones como los de bailar flamenco (foto para las lectoras extranjeras), a sandalias de tacón de aguja. Llevar zapato con tacón limita tus movimientos: ya sólo puedes bailar oriental clásico, porque no puedes alternar entre estar en planta y estar en punta. Es como estar todo el tiempo en punta. A mi modo de ver, bloquea la pelvis, y hace bailar más difícil; esto también es porque no he practicado casi nada bailar con zapatos. Por último, sobra en cualquier estilo de baile que pretenda ser folklórico.

Casi todo lo que voy a decir a continuación lo sé gracias a un excelente artículo de Shira. Si podéis leer en inglés, os lo recomiendo.

Ahora bien, se considera generalmente aceptado bailar con zapatos de tacón en todo Oriente Medio. Las bailarinas egipcias empezaron a ponerse zapatos (pero no de tacón) desde principios del siglo XX, para demostrar que no eran pobres y se los podían permitir. Más tarde, la gran Nadia Gamal, la primera bailarina libanesa de prestigio, como era muy bajita usaba tacones muy altos, y por ello las bailarinas libanesas siempre usan zapatos de tacón. En Turquía también son habituales en las bailarinas de espectáculo.

Resumiendo: usar tacones es muy auténtico, porque las bailarinas del Mediterráneo oriental llevan cincuenta años haciéndolo. Que te podrías machacar las lumbares y que no se usan fueran del baile como espectáculo, también es verdad.

El baile con zapatillas tipo ballet es, para mí, el comodín. Tiene la naturalidad de bailar delcalza, en cuanto a la libertad de movimientos. Es discreto, y combina con todo: yo me sentiría fuera de lugar con un precioso traje todo lleno de lentejuelas y los pies descalzos. En Egipto, las bailarinas suelen usar unas zapatillas iguales que las de ballet pero plateadas o doradas: yo se las he visto a occidentales de prestigio que han vivido en Egipto, como Sahra Saeeda y Samah.

En la búsqueda de la "autenticidad", cuando asistí a un taller de Shamadan impartido por Sahra, nos habló de la diferencia entre el estilo con y sin zapatos. Bailar sin zapatos se considera más vulgar porque aunque sólo sea simbólicamente, estás representando a una chica egipcia tan pobre que no tiene zapatos, por lo que el estilo debe ser más "gamberrillo", más callejero. El cuerpo menos erguido, los brajos más bajos y más relajados, la expresión más pícara. Pero claro, esto era una opinión aplicable a un momento concreto y un estilo concreto.

Si te gusta bailar descalza, hazlo. Pero para bailar en público, puede ser más práctico bailar con zapatillas de ballet, para evitar que te hagas daño pisando cualquier cosa. Y si quieres bailar descalza, evita que los pies desentonen con tu conjunto llevándolos muy cuidados y bonitos.

2 comentarios:

Virginia dijo...

Es Sin duda mejor bailar con unos buenos zapatos que sean muy comodos. Es indudable que es complicado encontrar un zapato que sea muy comodo por suerte encontre la empresa montecapiel que tiene una horma especial y la verdad es que estoy muy contenta. Besitos a todos de Virginia

Daguona dijo...

Hola Nia!

Aunque me encantaria bailar descalza, por mi condicion fisica me veo obligada a bailar con una especie de zapatos de ballet (de jazz en realidad)a los que he añadido unas cuñas, no muy altas, a modo de tacon.

Realmente me siento acomplejada por ello, pues veo que quedan feos, y nose si la gente se fijara mas en ellos que en el baile.

Me animo algo el descubrir bailarinas que usaban zapatos, pero aun asi siempre queda raro, no me quito el compejo.

Me gusta mucho tu blog, es muy informativo :)