jueves, octubre 19, 2006

Una bebida para cuando llega el frío

Ultimamente tengo ideas para opiniones aquí que luego no escribo por falta de tiempo. Ésta de hoy no se aplica estrictamente a la danza oriental, pero bueno. Muchas llegamos a la danza a través de interés en la versión que nos llega de la cultura árabe, u oriental: música (pop y no tan pop), literatura, el idioma, la Historia de Al-Ándalus, y cosas parecidas. Una señal de esto es la proliferación de teterías que hay en mi ciudad, y supongo que en el resto de España también. Por si en tu esquina del mundo no las hay, te explico: son locales con una decoración de aire árabe o indio (hindú), normalmente con muy poca luz, que sirven diferentes tipos de tés e infusiones, normalmente en mezclas de sabores más que en versión hierbas puras. Es frecuente la música de fondo de estilos árabes pero no siempre la hay.

Una de las bebidas de más éxito en las teterías de Sevilla es lo que la gente llama a veces "té pakistaní". Es una mezcla de té con leche y especias, que en cada local puede variar un poco; se trata de una versión de la bebida nacional india, el chai. En hindú, "chai" significa simplemente té, pero como se sirve en este país es con mucha leche, mucho azúcar y especias. Lo sirven ya mezclado.

En verano di una receta de limonada para que no perdierais sales minerales al bailar. Ahora os doy mi receta de Chai para que en vez de ir a una tetería, ahora que hace frío invites a las amigas a casa. Con estas cantidades sale como para 6-7 tazas, así que guarda toda la mezcla que no vayas a usar en un tarro. Si quieres tener más en reserva, las proporciones son fáciles de multiplicar.

4 cucharaditas de té negro.
Una pizca de pimienta negra.
7 clavos de especia.
7 semillas de cardamomo.
1 rama de canela (NO canela en polvo).
Azúcar.

Machacar en un mortero los clavos, el cardamomo y la canela. El sabor será más fuerte cuanto más machacado esté todo. Mezclar con el té y la pimienta, y guardar en una lata para té. Agitar.

Para hacer una tetera: Yo lo hago con dos partes de agua por cada parte de leche, así que se pone a calentar en una olla unos dos tercios de la cantidad que tengas pensada de té (por ejemplo, para dos tazas, pon más o menos taza y media). Cuando hierva el agua, añadir una cucharadita bien llena, incluso una y media, de chai, por cada taza. Sólo entonces se apaga el fuego, es decir, la mezcla hierve un par de segundos. Echar en una tetera, y añadir azúcar al gusto,tapar y reposar cinco minutos por lo menos. Añade entonces, en la misma tetera, leche al gusto (en mi caso, una tercera parte).

Espero que os guste!

5 comentarios:

Yasmina dijo...

Acabo de leer lo de tu limonada en el enlace de este post. Me va a venir genial porque suelo perder mucho potasio porque sudo mucho. Gracias!!!

Almudena dijo...

Genial la receta Nia! hoy mismo la pruebo. A mi me gusta el té verde...le suelo poner un poquito de piel de mandarina o naranja que le da un aroma especial.

Yasmina dijo...

A mi el té no me gusta mucho, pero este tiene buena pinta por la canela que si me gusta mucho. Por cierto, el Hakim de quien hablas es el chico que hacía las canciones en español y árabe y mezclaba la música arabe con la andaluza? Gracias de antemano.

Zaira dijo...

Hola!! Genial tu receta y me encantaron los comentarios que hacés, soy de Argentina, y acá todavía no hay ese tipo de teterías, si las hubiera serían un furor!!!! Quería preguntarte cuando decís que hay que agregarle "especias" a qué especias te referís, así veo si puedo conseguirlas aquí.
Bueno, un abrazo grande!!!!

Nia dijo...

Hola Zaira, Gracias por tu comentario! Las especias que se le echan más habitualmente son las que indico en la receta. Hay diferentes mezclas, en distinta proporción a gusto del consumidor, de canela, clavo, cardamomo, y jengibre.