viernes, agosto 22, 2008

Juegs Olímpicos e Islam

La próxima vez que cualquier racista os diga alguna tontería sobre el Islam, los países de mayoría musulmana, el carácter sexual de la danza oriental o la sumisión de la mujer islámica, aquí tenéis un dato con el que contestar si queréis: El equipo egipcio de natación sincronizada son las campeonas de África. No sufren amenazas de muerte ni nada parecido, y compiten en bañadores horteras con lentejuelas, como todas. Pero claro, eso no vende periódicos.

Un vídeo. Advierto que para el estándar europeo son malillas.



Una foto:

8 comentarios:

kayla dijo...

bañadores orteras¿?¿?¿? jo pos a mi me gustan XD

Lili dijo...

Bueno, de todos es sabido que se caracterizan por su doble visión sobre las cosas, así utilizan una u otra según les convenga.

Cosas veredes.

Small Blue Thing dijo...

Ha min. ¿Hay foto?

Nia dijo...

Lili, lo que ocurre es que "el mundo musulmán" es tan variado o más como "el mundo cristiano". Si te pasas por los comentarios de los vídeos de youtube de "Aquí Hay Chimi", verás que hay gente que dice "los egipcios son todos unos cerdos". No es lo mismo una musulmana universitaria de Marruecos que la hija de un millonario saudí que nunca ha salido sola de su casa, que una afgana, que... igual que no es lo mismo un "Cura Rojo" que uno del Opus que un pastor evangélico.

Considerar que la diversidad cultural es hipocresía y doble moral me parece bastante racista.

Lili dijo...

Vaya, desde luego que nunca me hubiese esperado la última frase que me has dirigido, me sorprende.

A lo sumo consideraría que esto es una señal de avance en políticas internas pero para nada una demostración de diversidad cultural.De seguro que la diversidad del mundo musulmán es más extensa que la del mundo cristiano, pero me has nombrado realidades de otros países y creo que estábamos hablando de egipto en concreto o así lo he entendido yo.
A lo que voy es que los Juegos Olímpicos y otras competiciones no se quedan sólo en unos eventos deportivos, si no que son un escaparate de "lo que quieres enseñar" para cada uno de los países al resto del mundo, de ahí el desfile y parodia de muchos representantes políticos en las gradas; y dada la política de decoro entre la generalidad del pueblo femenino egipcio, el tener un equipo "olímpico"( que habría que ver si no las han metido con calzador en los juegos) de natación sincronizada me parece totalmente anecdótico.Escucha, que yo lo celebro de mil amores, pero me parece que era políticamente correcto lanzar esta imagen al mundo.Vamos, igual que otros muchos países lanzan otras más estúpidas por las mismas razones.Cada uno con lo suyo.(Véase la propia China)

Me baso un poco en opiniones de amigos que vuelven de viajes a Egipto o incluso por trato propio con gente árabe. Evidentemente cada uno habla desde su experiencia.

Te vuelvo a repetir, me sorprende que me hayas dedicado esa última frase, por mucho que sea tu blog personal.

Un saludo Nía.

Nia dijo...

De acuerdo, Lili, no sabía que te referías concretamente a Egipto. Sé que Egipto es uno de los países más contradictorios del Magreb, pero yo daba por hecho que esa contradicción se debía a que viven allí personas con ideas muy diferentes entre sí más que a que los egipcios puedan tener una doble moral. No lo sé.

Si te estabas refiriendo a tu conocimiento de primera mano de Egipto, evidentemente tu comentario no era racista. Siento haberlo dicho, mis disculpas.

Y sí, las egipcias entraron con calzador, pero no por una cuestión política, sino porque en los deportes olímpicos que concentran muchos participantes de uno o dos continentes se invita a los atletas más importantes de los continentes que faltan. En sincronizada participaron así Egipto como campeonas de Africa, y Australia como campeonas de Oceanía. Lo mismo pasó en gimnasia rítmica, con la particpante de Cabo Verde (mala, pero mala de narices), y creo que con la sudafricana y la australiana también.

Niha dijo...

De todas formas, eso de meter a todo el mundo en el mismo saco pasa mucho. El problema es que simplificando tanto se pierden, no ya detalles, si no partes enteras.

Anónimo dijo...

La conquista de la verdadera libertad se gana en los hogares, en las aulas, en las calles y con la certeza de que cada persona puede creer en lo que únicamente le dicta su conciencia (siempre y cuando no interfiera o se imponga a los derechos de los demás), y sobre todo, más que nada, tener la opción de poder expresarlo. Es muy positivo que unas nadadoras egipcias participen como lo haría cualquier otro equipo del mundo. Sin embargo no hace muchos días leí, y la noticia parece que se ha confirmado, que el sindicato de médicos egipcio ha prohibido los transplantes entre cristianos y musulmanes.

Espero y deseo que algún día todos podamos competir en igualdad de condiciones.