jueves, diciembre 14, 2006

En contra (o confirmando) la entrada anterior



A las habituales os volveré locas. Diréis, "pero, ¿este no era un blog de danza oriental?". Sí. Iba diciendo, odio encontrarme primeros planos desde tan cerca que no sé qué es lo que estoy viendo. Ahora bien, aquí tenéis un ejemplo de una coreografía cuidada, unos actores exprimidos hasta el máximo de su capacidad, y un montaje que mima la expresión de los actores y el efecto de proximidad, como si estuviéramos en el mismo bareto.

Moraleja para realizadores modernos: no eres Bob Fosse. Hubo un Bob Fosse, único y genial. Como no eres Fosse, no hagas primeros planos, porque a tí no te van a salir bien.

2 comentarios:

elisa (ya no tan enojada) dijo...

Liza Minelli (tan hermosa, como siempre) podria haber sido una linda bailarina de danza arabe.......esos shimmys de hombro y esas semi ondulaciones que hace le salen muy bonitas!!!!!!!!!! Claro ella esta entrenada en diversos tipos de baile, asi como en canto y actuacion, en estos dias es muy raro encontrar a una verdadera actriz como las de esos tiempos.

Nia dijo...

las coreografías de esa película son verdaderamente exigentes con la expresión corporal. Creo que no es que Fosse se inspirara en la danza oriental, sino que era tan creativo que no se limitaba a las convenciones del musical americano o a un solo estilo de dnaza contemporánea, así que se "inventó" movimientos que se parecen a los de la danza oriental.