domingo, diciembre 24, 2006

Escuela oficial de...

A veces he pensado que sería beneficioso para la danza oriental una uniformización de los nombres de los pasos como ocurre en ballet, donde plié es plié y punto, y que yo sepa, ningún profesor del mundo te va a decir "mira, tu profesora anterior haría el chasé como quisiera, pero yo lo hago así". Sería estupendo que el paso que yo conocí en primer lugar en inglés como "double hip drops", algo así como "cadera abajo doble", o "dobles golpes de cadera hacia abajo", no hubiera cambiado de nombre para llamarse "paso básico egipcio", y luego "pisacigarro", y luego "uno y medio". Hay muchos pasos así.

Pero claro, ¿quién le pone el cascabel al gato? ¿cuál de los nombres debe permanecer, si el punto de partida son danzas populares en las que los pasos nunca han tenido nombre? Y más importante: ¿qué profesionales tienen "derecho" a establecer el nombre oficial? ¿Constituimos entre todas una asociación y votamos? ¿a quién se le da derecho a voto?

Otro punto que haría esa uniformización imposible es que en los nombres hay matices para la ejecución de los pasos. Sabemos que hay muchos estilos, y que el mismo paso cambia según quién lo haga. El caso que más me llama la atención es el camello: no conozco dos profesoras que lo hagan igual o que lo enseñen igual, aunque siempre es una ondulación frontal de la espalda.

Resumiendo: una uniformización de los nombres me parece imposible, y además me parece que haría perdere independencia a las profesoras para tener sus propios estilos. Me gustaría saber cómo es la situación en el flamenco, otro baile popular convertido en espectáculo.

Creo que esto es, desgraciadamente, igualmente aplicable a la posibilidad de crear escuelas oficiales de danza oriental, o incluso enseñanza dentro del sistema público de enseñanza español, por ejemplo como un módulo de formación profesional, o como asignaturas dentro de las carreras profesionales que se pueden estudiar en el Conservatorio o en la carrera de Arte Dramático. Sencillamente, este arte no lleva suficiente tiempo en España como para que esté claro, por ejemplo, quiénes pueden ser los primeros profesores oficiales, y qué pueden enseñar como auténtica danza oriental o no. Siendo optimistas, tendremos que esperar a que pasen varias cosas:

1. Que quienes ahora son buenos profesores y muy serios, en escuelas de baile privadas, tengan veinte años de experiencia y preparen a nivel profesional a una segunda generación.

2. Que se equipare socialmente la danza oriental al flamenco o la danza contemporánea. ¡No nos haría daño que grandes maestros extranjeros se vinieran a vivir a España!

3. Una situación económica que anime a la gente a gastarse el dinero en "ocio" y a los gobiernos a gastarlo en educación y cultura.

Creo que todo esto puede llegar a ocurrir. No pronto, desde luego. Creo que mejor tarde, que mal y con prisas.

Para las lectoras extranjeras, una nota sobre el sistema de enseñanza español: En España, la educación es obligatoria y común hasta los 16 años. Después, los estudiantes que no tienen intención de ir a la Universidad pueden hacer "Formación Profesional", que está dividida en módulos. Cada módulo es una especialidad diferente. Por ejemplo, para ser administrativo, cocinero de restaurante, jardinero, y cosas similares. Algunos están relacionados con la formación física.

Luego, por otra parte, es posible obtener formación musical oficial. El Conservatorio es la escuela oficial de música. Hay distintos niveles, que te dan distintos títulos. Por ejemplo, un niño pequeño puede entrar a aprender a tocar un instrumento musical, pero no puedes acceder a los niveles superiores si no tienes tus diplomas de la educación general que hace todo el mundo. Algunos títulos del Conservatorio son equivalentes a títulos Universitarios y son la vía más segura a la profesionalización en música clásica. En algunos se estudian disciplinas no clásicas, como flamenco o jazz.

Arte Dramático es la carrera universitaria dirigida a aprender a ser actor.

2 comentarios:

marta dijo...

el problema es que en el fondo por mucho que legalmente esten equiparados las carreras artisticas ya sean musica, baile, arte dramatico o bellas artes (esta un poco mas al ser nombrada como licenciatura y a parecer en los listados de carreras a escojer por el alumno) no se ven como carrera se ven como algo complementario y por poner un ejemplo dire que una amiga quiere hacer arte dramatico y el padre no la deja porque dice que eso no es una carrera lo cual no me parece justo. El otro punto es lo que dices de que se equipare la danza oriental al flamenco y esto no estaria mal pero lo veo muy dificil porque mucha gente solo ve este baile como a una chica enseñando el ombligo o no pasan del "oye mira que curioso como se mueve" en el mejor de los casos. Aun asi estoy deacuerdo con tigo en que poco a poco se deje de ver la danza oriental como una curiosidad y se la vea como una disciplina que requiere una tecnica y un aprendizaje.
Ojala pueda dentro de unos años sacarme un titulo porque es una de las cosas que me da coraje voy regularmente a clases durante un par de años y no tengo ningun diploma ni nada que lo acredite y hombre a una le ace ilusion

Yasmina dijo...

A mi me pasa lo mismo. Tengo esa desazon en el fondo. Como hay una carrera de baile clásico, debería haberla de danza oriental, o al menos agruparlas en Danzas Etnicas.

Podrían pedir un par de años en clásico, o ninguno (ambas danzas pueden ser independientes)pero de alguna manera debería hacerse un hueco para este tipo de baile. Yo encima tengo el handicap canario. Aquí ni siquiera hay conservatorio de baile, con lo cual, que lleguen a poner algo así se me hace prácticamente imposible. Pero como dice Nia, la cultura hace poco está en españa y encima, no se le da ningún valor.

Ahhh!!! FELICIDADES NIA Y LECTORAS DE NIA!!!!