jueves, marzo 22, 2007

Ser femenina

En un blog que leo habitualmente (enlace en inglés) una lectora pregunta que contestemos nuestra visión de "qué es la feminidad". Es un tema que puede ser interesante en este blog, dedicado a una de las actividades más "femeninas", el baile, y en el que hasta donde yo sé, el público es casi enteramente femenino. Os advierto que lo que sigue es una discusión en feminismo radical, que es algo que no tiene absolutamente nada que ver con atacar a los hombres. Si se sienten ofendidos, vaya, problema suyo. Y yo no tengo nada en contra de los hombres, algunos incluso me caen bien.

La autora de I Blame The Patriarchy (para las que no sepáis inglés, "la culpa es del patriarcado") opina que la feminidad es el conjunto de estrategias impuestas a la mujer, o que ella adopta, con el objetivo de sobrevivir en un mundo decididamente hostil a las personas de sexo femenino. Es una definición con aire de campo de concentración, porque las estrategias para la supervivencia pasan por la pasividad, la sumisión, la obediencia, y la adaptación a las exigencias del Sistema con mayúscula. Independientemente de que esté de acuerdo o no, no me gusta una definición tan pesimista y tan general, ya que no tiene en cuenta diferencias culturales ni históricas. Pasemos a una definición más moderada.

A mi modo de ver, la feminidad es el conjunto de características que se consideran:
a) positivas,
b) propias del sexo femenino,
c) de forma explícita,
d) en un momento y lugar determinados, o que demuestra que es una construcción artificial.

a) y b) suponen que no son simplemente características positivas de la mujer. No. Son las características que una mujer debe tener, pues si no las tiene es "menos mujer", y que si se dan en un hombre, son negativas, o irrelevantes para su definición como hombre. Son el lado positivo del estereotipo "mujer". Es decir, la feminidad no es la naturaleza femenina, sino lo que la sociedad (o los hombres, según se mire) admiten que les agrada de la mujer.

c) es un poco más complicado. Hay cosas que forman parte del estereotipo "mujer", y son preferidas por El Sistema, pero que no forman parte de la feminidad porque no se piden expresamente. Por ejemplo, hoy se puede valorar que una mujer sea una buena ama de casa, trabaje o no para la calle, pero no se dirá "es muy femenina", o "tiene unos valores / unas virtudes muy femeninas" porque no es socialmente aceptable decir que la casa es un lugar femenino.

d) Admitir que se puede decir "sé más femenina", "es poco femenina", supone aceptar que ser femenina no es la naturaleza de la mujer. Si fuera mi naturaleza, no habría que pedírmelo y yo sería femenina sin pensarlo. Otra muestra de que la feminidad es una construcción artificial pensada para facilitarle la vida a los hombres es que el contenido de la feminidad varía en el tiempo y el espacio. Por ejemplo, en el siglo XVIII en Francia, ser femenina era ser regordeta. En el siglo XIX en Inglaterra, algunos componentes de la feminidad eran:
-Ser buena ama de casa, y no trabajar en la calle. Trabajar en la calle hacer perder la feminidad de forma irreversible.
-Tener una enorme capacidad de sufrimiento. Nada hay más femenino que soportar valientemente el dolor emocional.
-Ser dependiente. No tomar decisiones ni iniciativas. No tener deseos.

En muchas sociedades se piensa que ser femenina es ser "misteriosa". Nada hay más misterioso que lo que uno no desea conocer, así que calificar a la mujer de "misteriosa" supone criticar a la que es expansiva y expresa sus opiniones, que pasa a ser "menos mujer".

Resumiendo: ser femenina es agradar al hombre, siendo lo que él ha decidido que debe ser una mujer. Y si te parece que no es así, piensa en qué se te viene a la cabeza si digo "María es muy femenina". ¿Cuántas características de María le dan un poder real que no consiste en atraer a los hombres? ¿Cuántas características consisten en ser agradable a los hombres?

No pretendo hacer feministas radicales de vosotras, hoy sólo toca haceros pensar un poco. :) Y si queréis, otro día os hablo de definiciones de la masculinidad, para compensar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi madre siempre me decía "Pórtate como una señorita" "Se más femenina" cuando yo era extrovertida, o decía lo que pensaba, o me sentaba sin cruzar las piernas, o era yo misma, vaya. Soy una persona muy educada, pero todavía estoy por averigüar cómo se comporta una señorita y qué tiene ese comportamiento que lo hace bueno/beneficioso/deseable para mí...
Por cierto que a mi madre le encanta que practique danza oriental... ¿Tan femenino será? ;-)Miedo me da pensar que claudiqué y a estas alturas busco en mí su idea del eterno femenino...
Ahora en serio, pienso que las características de lo femenino y de lo masculino se componen de un cóctel de códigos de comportamiento innatos (via genes)que garantizan la supervivencia de la especie ; y comportamientos culturalmente aprendidos, que garantizan la pertenencia al grupo (de nuevo la supervivencia de la especie). Se dan en los individuos de manera desigual y no siempre es fácil diferenciar entre ambos.
Se puede intentar identificando características comunes en diferentes culturas, que son muchas, y que ayudan a entender que somos todos iguales, o parecidos, o los hombres son igual de distintos de las mujeres en todas las culturas... Uf, me estoy enrollando... Un saludo

Karkadé dijo...

Me parece muy interesante lo que has explicado, son temas que merecen ser expuestos, y llevarlos a la reflexión, para entender algunas cosas,pues estamos (hombres y mujeres encorsetados ante la vida ya a priori,bajo mi perspectiva. Desde que lo he leído estoy dando vueltas a un montón de temas a lo que me lleva, lo veo bastante profundo...Y pienso que tal vez, la feminidad en sí no sea "mala" o perjudicial, tal vez, lo dañino sea que esté destinada sólo a las mujeres, la sensibilidad, la estética, los gestos, hasta el arte está impregnado de ello, pienso, que tal vez, los hombres deberían permitirse ser más "femeninos", y las mujeres más "masculinas", para que esas palabras no tuvieran un encasillamiento según tu sexo, y creo, que encontraríamos un poco de equilibrio, complementándonos un poco más los dos sexos, y no yendo hacia mayores abismos de diferencias. Estoy segura que por culpa, de estos estereotipos, hay cantidad de población que más de una vez se ha sentido/se sentirá frustrada...porqué tendrán que buscar una forma de expresión "adecuada" a su género. La diferencia entre el "Buscar Ser", y el "Ser".
¿Por qué los hombres leen, por ejemplo, libros de temática de aventuras y las mujeres más novela? Puede parecer un ejemplo, más, pero a modo de síntesis, mi visión es,que tenemos unos cánones asignados, que simplifican nuestra captación del mundo, a veces. No sé, alomejor no tiene nada que ver con lo que querías decir, pero, mi cabeza ha ido enlazando cabos hasta dar con esta parrafada. En fin...
Saludos.

Anónimo dijo...

hola, gracias por este texto que me hace no sentirme sola, yo apenas comienzo ap racticar esta danza y cuando se lo comento a alguien, solo dicen tu?, pues todo mundo dice que soy masculina y de hecho normalmente me atraen las cosas que por lo normal le gustan a lso hombres, pero con la danza todo cambia, creen ustedes que si normalmente mis movimientos son bruscos y toscos, pueda a la hora de bailar convertirme en otra logrando que mis pasos sean tan suaves y delicados?gracias

Sören dijo...

gracias ^^, ahora me siento menos mal al ver que alguien más piensa como yo, de verdad muchisimas gracias