jueves, octubre 06, 2005

Sobre brazos, manos, y flamenco

Lehahiah en un comentario pregunta:

Ayer comencé con mi primera clase, y, bueno... aunque parece que no se me va a dar mal, la profesora me comentó ayer que el hecho de estar acostumbrada a bailar sevillanas puede suponerme un inconveniente a la hora de mover los brazos, ya que algunas tienden a moverlo como en el flamenco. ¿Te ha ocurrido a ti?


Pues sí y no. Yo empecé a bailar danza del vientre en Estados Unidos, en una clase llena de chicas de origen más o menos anglosajón, es decir, gente para la que cualquier baile donde se mueva algo más que los pies es "étnico". Y yo sabía bailar sevillanas y el pseudoflamenco que se baila en Sevilla con el pop aflamencado. Por eso, yo ya sabía colocar los dedos en la posición requerida por la profesora: hacer como si estuviéramos sosteniendo algo pequeño y frágil con el dedo pulgar y el dedo corazón (¡yo sigo imaginándome que tengo ahí un pastelito de hojaldre!). Aprendimos a hacer giros de muñena exactamente iguales que los de las sevillanas. Hasta ahí el parecido, porque los brazos no se mueven casi nunca de la misma manera que en las sevillanas. Para quienes no las conozcáis porque no estéis leyendo desde España, la sevillana es un baile muy popular en el que un brazo traza un círculo en el aire y el pie del mismo lado del cuerpo hace un movimiento.

El movimiento de los brazos de la sevillana no es lo que me ha dado conflicto con la danza oriental, porque como lo que más se ve son las caderas, el problema de la principiante suele ser que como te concentras muchísimo en aprender a mover la zona central del cuerpo, te olvidas de dónde tienes los brazos y no los mueves nada, o los mueves sin gracia.

Un principio fundamental de algunos palos del flamenco, incluida la sevillana en la versión que yo conozco, es que la cadera se mueve con gracia de forma lateral (es decir, una sola cadera cada vez), y arrastra armónicamente al resto del cuerpo. El principio fundamental de la danza oriental es que cuando la cadera se mueve, es la Reina del Universo y el resto del cuerpo hace algo que llame la atención hacia la cadera, como por ejemplo quedarse quieto. Ahí sí que me costó aprender a separar el movimiento de la cadera del de los pies.

Sobre flamenco vs. danza oriental, y movimiento de las manos, se podría escribir un tratado, pero espero que con esta explicación sea suficiente de momento. Y Lehahiah, puede que tu forma de mover los brazos no sea auténticamente oriental pero eso puede ser parte de tu personalidad de bailarina y de lo que te haga especial, ¿por qué no?

1 comentario:

Monica Tello dijo...

Querria animarte Lehahiah y decirte que no creo que exista ningun inconveniente en los brazos por el movimiento de sevillanas o flamenco, más bien opino todo lo contrario, recordemos que flamenco y danza arabe son primos hermanos.
Soy bailarina de flamenco y empeze hace 10 años con la danza arabe, no solo me fue facil mover los brazos si no que descubri las similitudes de estos dos estilos.
Tambien dependera del estilo que enseñe tu profe, si es clasico oriental egipcio, no tienen nada que ver, pero tendras mas facilidad que alguien que no haya movido nunca un brazo.
Animo