lunes, abril 23, 2007

El nivel de una clase y los accesorios

Hay tres formas igualmente beneficiosas para la alumna de entender cuál es el mejor momento para introducir los complementos en una clase de danza oriental. Como he tenido muchas profesoras, he vivido las dos.

La de mi primera profesora era más o menos: vamos a coger el velo YA para que no le cojáis miedo. En estas clases, el velo se introducía muy rápido, los crótalos se usaban antes de cumplir un año, y el bastón y el sable se dejaban para después, pero no mucho después. La razón de esto era múltiple. Por un lado, entretener lo más posible y que las alumnas tuvieran la sensación de que aprendían mucho y rápido. Por otra, quitar el miedo al accesorio. Estoy convencida de que debo a este sistema que mi habilidad con el velo siempre haya sido mayor a mi habilidad con cualquier otro elemento del baile; por ejemplo, antes de dar clase con Zuel llevaba mejores brazos con velo que sin él. La razón es, simplemente, que el velo nunca me ha dado miedo.

La de mi segunda profesora era exactamente opuesta. Tal como lo recuerdo: "¿Cómo va a usar un complemento alguien que todavía no controla su propio cuerpo? Os confundiríais". Me recuerda a mi maestra de Educación Física en el colegio, que cuando yo tenía unos doce años, puso en su sitio a los chulitos que decían que si podíamos trabajar con pesas. Ella les dijo que no puedes trabajar con pesas si no puedes con el peso de tu cuerpo, por ejemplo, manteniéndonos erguidos en lugar de dejándonos caer. Este método de dar clase tiene como virtud que no se ve a la bailarina moviendo su cuerpo con torpeza y el complemento con más torpeza, y permite la realización de coreografías mejor construidas, más bonitas, más complejas. Menos necesidad de trabajar con complementos simplemente porque sí. Inconveniente: las alumnas que se desmoralicen porque crean que como los complementos sólo se usan en niveles avanzados, eso quiere decir que son difíciles.

Hay un tercer punto de vista, que algunas alumnas y profesoras no comparten y que se desmarca del dilema "complemento ya, complemento más tarde", que es no impartir nunca en clase el uso y técnica del accesorio, y dejarlo exclusivamente para los intensivos. Esto tiene dos ventajas: cuando vas a las clases regulares, no necesitas equipamiento extra, y además tú eliges en qué momento de tu formación quieres empezar con el accesorio. Y tiene el inconveniente de que si quieres aprender a usar accesorios, tienes que pagar aparte, y más caro. Algunas consideran que es poco ético que una profesora experta en accesorios los evite deliberadamente en sus clases regulares, pero en mi opinión, si es una decisión motodológica y no económica, es tan válida como cualquiera de las otras dos.

8 comentarios:

Ali dijo...

Como siempre, me haces darle al coco. Muchas veces no comento porque tengo todas las opciones que propones en mi cabeza y soy incapaz de decantarme por una.

Personalmente, me dan miedo los accesorios, pero creo que es porque todavía no tengo control sobre mi propio cuerpo. Supongo que, a medida que vaya ganando control sobre mí misma, iré perdiendo el miedo y me iré atreviendo con más.

Nia dijo...

Pues mucho ánimo, Ali. Yo creo que a los accesorios no hay que cogerles miedo, porque como decía mi primera profe, lo huelen :)

elisa dijo...

Pues la verdad a mi no me dan miedo los accesorios!!!!! Y ahora que ya tengo un ano en la danza mi profe me esta incluyendo en la coreografia con baston!!!!! pero con el de madera ese que si lo botas te saca un ojo jejejejej...ahi las chicas bromeamos y cuando una de nosotras lo esta manipulando el resto sale corriendo....nos divertimos mucho. Los crotalos los usamos desde que empezamos, para acostumbrarnos temprano a los ritmos. El velo tambien. Pero el baston no, ese mi profe lo reserva para las mas avanzadas y las del grupo de baile.

kayla dijo...

el baston de madera es el way a mi personalmente me gusta mas que esos de lentejuelas (yo no he usado en mi vida el bastón asi que hablo mas por la esetica y tal que no se la diferencia)

elisa dijo...

Ademas el de madera me parece que por el peso es mas facil de manipular que esos livianos de aluminio....no se, me parece!

Waterlilly dijo...

Nia!!!!!! Tengo Blog!!!!!!! AAAAAAHHH!!!!!!!! yeeeeeey!!!!!!
woo hoo!!!!!!!


elisa

ayana dijo...

Ojalá los profesores den accesorios en clase, para mi el tener que hacer intensivos para aprenderlos me desmotiva un poco.

kayla dijo...

yo he aprendido a usar las velas y el velo en clase.

La primera vez que yo cogi el velo no llevaba ni tres mese bailando. Además recuerdo que el primer vleo que me prestaron apenas podia sujetarlo con los brazos extendidos porque era muy corto jejeje y tuve que hacerme uno yo