martes, octubre 09, 2007

Más difícil todavía 2: bailar sin tiempo.

Hablamos el otro día de bailar sin dinero. Ahora toca dar algunas opiniones sobre bailar sin tener tiempo, y seguro que tendréis experiencias sobre el tema, porque si algo tienen en común casi todas las compañeras que he tenido ha sido la falta de tiempo. Conozco, sobre todo, lo que supone ser estudiante y bailarina: estudiar consume tanto tiempo como quieras dedicarle, pero las horas son flexibles. Es, por eso, distinto de trabajar y de cuidar hijos, los otros dos grandes grupos de actividades a los que se dedican mis compañeras. Cada trabajo es distinto, pero generalmente tienen sobre estudiar la ventaja de que cuando se acaba la jornada, se acabó. Pero a lo que vamos:

Lo primero que habría que hacer es dar prioridad al baile sobre otras actividades de ocio, muy especialmente las pasivas como ver la televisión. Da igual que estés cansada. Supongamos que llegas a casa a las ocho y lo que quieres es tirarte en el sofá un ratito. Pues nada de sofá: diez minutos de estiramientos previenen dolores de espalda, y otros diez de taqsim ya son un repaso para que no se te olviden los movimientos. Hala, veinte minutos que no te has pasado mirando anuncios. Veinte minutos al día son dos horas a la semana. Ya has igualado lo que haces en las clases.

Una consecuencia de dar prioridad a la danza oriental es que hay que hacer una limpieza de primavera de hábitos que quitan tiempo y no nos interesan tanto, cosas que hacemos por pereza o rutina. Yo me he propuesto dejar tantas veces el Mesenger que ya casi que ni me lo planteo, pero bueno. Para leer blogs, usa Bloglines. Es sorprendente el tiempo que se ahorra (aunque al final acabas leyendo más blogs).

Otra consecuencia es proponerse dar importancia a cada momento. Que hoy no puedes hacerte una "clase", de calentamientos, secuencias, coreografia, práctica con un dvd, pues haces cinco minutos de mayas. Ya son cinco minutos más que no hacer nada.

Un truco que yo uso para obligarme a levantarme de la mesa y estirarme un rato es que tengo un cronómetro instalado en el ordenador. Si buscas "cronometros para ordenador" en google puedes encontrar muchos, si añades "software libre" o "freeware" te ahorrarás que intenten venderte algo. Me programo 50 minutos en cuenta atrás y cuando salta la alarma, diez o quince minutos que paso lo más lejos posible del ordenador. Suena muy racional y calculador, pero si te tienes que pasar horas estudiando, puede que a ti también te funcione para que no te den las nueve y te des cuenta de que tú, tu cuello y tu espalda os habéis pasado seis horas sentados y quietos.

8 comentarios:

Niha dijo...

Cronómetros para ordenador... Qué idea más buena. Muchas gracias por comentarla.

Cristina dijo...

La verdad es que las ideas son buenas, pero creo que muchas veces la pereza nos puede... yo creo que el más dificil todavia 3 podria ser: motivos para no tener pereza a la hora de bailar en casa...:P

ayana dijo...

Sin tiempo es difícil, muy difícil, en el caso de las acuáticas nuestras jornadas laborales nos impiden muchas veces quedar y sobre todo cuando a la vez eres: opositora,contable, residente, actriz, bailarina, profesora, ama de casa, amante, amiga, estudiante de idiomas, aprendiz de costura, fotografía, investigadora...jajajajaja ostras así puesto si que parecen cosas, em acabo de estresar conmigo misma...
Sin embargo el estudiar es mucho peor, la jornada laboral cuando termina termina y de estudiar nunca se para.
GRACIAS POR MI REGALO DE CUMPLE.UN BESOTE CHICA DE LOS CAMELLOS:):) Que ya te salen:):)

Paho Deloula dijo...

Que difícil es quitarse la pereza, yo voy 2 veces por semana a clases y se que necesito (mínimo por salud) hacer ejercicio todos los días así que me compre algunos dvds para seguir en mi casa pero hasta la fecha no he ejercitado más de dos veces. Es que del trabajo llega uno a casa muerto, pero se que debo hacerme de esa costumbre. Espero lograrlo.

Saludos

Rimel Azul dijo...

Que hermoso blog!
buenisimo, amo el baile, asi que lo tomare en cuenta!

cariños y gracias nuevamente!

Erika Ahlam... dijo...

Felicidades por el blog, muchacha!!! =)
Creo que has dado muy buenos consejos. Yo aprovecho la espera del ascensor para hacer un shimmi XDDDD
Besitos!

Nia dijo...

¡Gracias!

Zulaika dijo...

buah!
pues yo soy estudiante de ingenieria, maestra de parublitos frustrada (amos que me he equivocao de carrera), y me sobran excusas para levantarme de la mesa...
Por cierto, el viernes di clase sin musica(denuncias de los vecinos al gimnasio por contaminacion acustica), durante hora y media, eso si que es extraño... Imaginaos la postal: yo cantando a capela las canciones, los compases durante todo el rato...ahora no puedo hablar de la afonia que tengo.

está comprobao, no se puede!