viernes, noviembre 03, 2006

Apúntalo

Este es el consejo que me habría encantado que me dieran hace dos años (llevo bailando dos años y dos meses). Así que por favor, tomad nota porque puede seros muy útil.

En estos dos años, sin contar intensivos, he tenido cinco profes de cuatro estilos muy diferentes. Muy pero que muy diferentes. Cuando los estilos cambian, eso supone no solamente la actitud general de la bailarina y su manera de dar clase, sino que también varía el repertorio de movimientos, y las posiciones estáticas de la parte superior del cuerpo, que normalmente no se mueve tanto como la inferior.

Mi consejo es: apuntadlo todo. Llevad un diario de las clases, o un catálogo de los diversos movimientos y posturas. Haced dibujos, fotos, o vídeos breves. Os recomiendo esto porque si os veis obligadas, como yo, a cambiar de profesora, cada cambio es en algunos aspectos una vuelta a empezar: habrá movimientos que para vuestra nueva profe sean básicos y tú no los sepas o los consideres avanzados. Habrá otros que las dos hacéis pero tú los haces un poco diferentes (y ella podría pensar que tu método es un error), y lo peor, habrá pasos que tú sabes y ella no usa. Puede que los conozca, puede que no, el caso es que no los usa con frecuencia. Esos pasos se te olvidarán si no los tienes apuntados. Y el cambio de profesora, en lugar de ser enriquecedor, te hará perder repertorio de movimientos.

Hace un minuto estaba bailando y me salió solo, porque iba bien con la música, un movimiento que hacían Isa y Shakti que no he visto en ninguna otra clase de baile, y soy incapaz de recordar dónde ponían ellas los brazos. Que no tengáis esos olvidos las demás.

5 comentarios:

Yasmina dijo...

Me parece una genial idea! Yo siempre apunto lo que hago en clase cuando vuelvo. Coreografías, pasos, tipos de calentamiento, en general todo lo que me parece interesante y que no tengo en mis libros. Lo hago desde que me saqué lo de Pilates, porque me parecía que tenía que anotar cada cosa importante del ejercicio para tenerlo en cuenta. Lo que me parece que también hay que hacer es apuntar lo que una hace sóla. Como un cuaderno de bitácora, cada día que hago Pilates o danza apunto en mi libreta que he practicado, que noto en cada ejercicio (molestias, avance, colocaciones de brazos espontáneas y bonitas...) En general lo que una aprende sóla a base de investigar y practicar con tu propio cuerpo. Es un material igual de importante que el que obtenemos de las profesoras.

Almudena dijo...

Pues mira, no se me habia ocurrido...eso que dice Nia lo estoy acusando yo ahora que he cambiado de profesora...y ha sido un cambio muy radical.
Creo que es un buen momento para empezar con "el diario del camello" porque ya me he aclimatado a las clases nuevas y ahora toca empezar a hacer progresos. Gracias x el consejo Nia!

Sònia... no tan fiera... dijo...

Yo llevo unos tres años, con dos profesoras fijas que mantengo hasta ahora más la primera que me enseñó, más mi actual otra profe y los talleres con unos y con otros...

Aunque a veces creo que parezco demasiado obsesionada yo también voy apuntando todo lo que me enseñan, siempre puedes retomarlo en un momento u otro cuando practicas tu sola..

Así que buen consejo!!

Besos!

elisa dijo...

Eso mismo deberia de hacer yo. Aunque cuando estoy en casa me hago imagenes mentales de lo que he aprendido, necesito levantarme de mis cuartos traseros y agarrar una pluma y ponerme a escribir un diario de danza, y anadir algunos graficos tambien. Lo he pensado, pero soy una vaga.

el blog del sanjo dijo...

sabes de alguna tienda on-line para comprar cosas de danza oriental, en concreto pulseras con monedas de plata.

Un saludo contestame en mi blog please.

el blog del sanjo