lunes, noviembre 27, 2006

Reseña de intensivo: Danzas Rom turcas con Simona Jovic

El segundo intensivo del fin de semana con Simona Jovic fue el más flojo de los tres y me parece que esa fue la opinión generalizada de las participantes que asistieron a los tres y pudieron comparar.

El plan incluía dos tipos de baile muy diferentes en dos horas: Chiftetelli, que tiene un ritmo 8/8, y Karsilama, que es uno de los ritmos más difíciles de la danza oriental porque es irregular: hay nueve tiempos en un compás de ocho, o lo que es lo mismo, en un compás de ocho tiempos,uno de ellos es más largo que los demás. El plan original era usar crótalos, pero como las presentes apenas conocían el Karsilama, bailamos sin crótalos y luego pasamos unos veinte minutos aprendiendo lo más básico sobre crótalos en el Karsilama. es decir: Calentamiento, chifteteli, Karsilama y crótalos en dos horas. Demasiado ambicioso, por lo que apenas hubo tiempo de nada. Si la memoria no me falla, de Karsilama por ejemplo vimos solamente tres movimientos.

Aquí creo que el problema fue la falta de tiempo. Se podrían haber dedicado tres o cuatro horas al Karsilama, o al plan completo, o se podría haber enseñado sólo Chifteteli en dos horas. La forma de enseñar de Simona era sencilla y práctica, y los movimientos que escogió eran realmente básicos (pero no por ello menos bonitos). El problema, como digo, es que casi nadie había practicado nunca Karsilama y dos horas para una introducción no resultó.

La sección de la clase dedicada a crótalos habría sido una estupenda idea en un curso de más horas, pero creo que aprovechamos el tiempo bastante bien en los veinte minutos o así que le dedicamos. Lo que no me gustó, mejor dicho, lo que me escandalizó, es que algunas participantes no respetaban a sus compañeras ni a la profesora, toqueteando los crótalos mientras Simona daba explicaciones. Si quieres practicar, ¡no lo hagas mientras la profesora está hablando! Parece mentira que haya que decir esto sobre mujeres adultas (lo siento, cuando no bailo soy profesora y esto me tocó la fibra sensible).

A pesar de los problemillas, me gustó volver a mis tiempos de bailar karsilama y ver que es difícil pero no imposible, sobre todo si los pasos son sencillos.

1 comentario:

Yasmina dijo...

Nia, acabo de leer las reseñas sobre los intensivos y me quedan las ganas de no perderme los que vengan a mi isla. Lo que no sé es si con mi nivel los voy a aprovechar bien. Supongo que escogeré aquellos que no supongan un nivel avanzado de danza (descartado el tribal). Ahhh, no te había dicho nada, pero gracias por contestar en el blog...
En cuanto lo que comentabas de la técnica, por lo comentado después, creo que se refería, que no sólo la técnica es suficiente para bailar. Ambas,al menos según yo, deben coexistir para que el espectáculo sea completo.