lunes, mayo 07, 2007

La grasa y el músculo

Como en el hemisferio Norte se va acercando la época de ponerse vestiditos y bikinis, igual que el año pasado habrá algún que otro artículo sobre perder y mantener peso en las próximas semanas. A las lectoras sudamericanas les pido paciencia, y que si les gusta lo que cuento se lo apunten para diciembre.

Recapitulando: hay dos maneras de engordar, o de no tener el tipo que deseamos. Una es tener más grasa de la que queremos, y la otra es tener el músculo con una textura distinta a la que queremos. El músculo puede hacer, a su vez, dos cosas que no nos gusten: una es estar poco trabajado, con lo cual estará blando y además voluminoso, y otra es estar demasiado trabajado, con lo cual estará muy definido y con demasiado volumen. Éste último no debería ser nuestro problema, puesto que las mujeres tienen una tendencia natural a muscular menos que los hombres, y no es posible, en condiciones normales, muscular en exceso con el baile. ¿has visto alguna vez a una bailarina de ballet, una gimnasta o una bailaora de flamenco con bíceps de atleta? Algunas personas, sin embargo, confunden el músculo durito y bien tonificado con un exceso de volumen porque les gustaría tener una belleza lánguida y delgadiiiiiiita. Lo siento por ellas.

Resumiendo: tanto el exceso como la falta de trabajo aumentan el volumen del músculo, pero el ejercicio moderado lo reducen, y además de forma muy específica. Haces abdominales, marcas abdominales. Tenemos un ejemplo muy curioso en Sevilla de esto: Marta, con nueve años, tiene cintura y caderas de adolescente en un cuerpo de niña. No se ha desarrollado antes de tiempo, simplemente es que hace muchos ochos con las caderas y tiene el músculo muy trabajado.

Y la grasa, ¿qué? pues la grasa se limita a hacer de almacén. Cuando gastas más de lo que consumes, el cuerpo "va al banco", saca grasa, la convierte en glucosa, y quema la glucosa. Y a diferencia de lo que pasa con el músculo, la grasa se consume sin distinción. Tu cuerpo no ve la televisión y no sabe que de donde quieres perder grasa es de las caderas: sacará grasa de donde le dé la gana, que quiere decir más o menos de todo el cuerpo por igual, de la cabeza a los tobillos. Por eso lo primero que notamos cuando hacemos un régimen de adelgazamiento es la cara más fina.

Ahora a lo que iba, que son un par de mitos comunes. Hay gente que piensa que el ejercicio convierte la grasa en músculo, y la vida sedentaria convierte el músculo en grasa. Esto es absolutamente falso. El músculo está compuesto de células de musculo, fibrosas, que nacieron así. La grasa está compuesta de células de grasa, redondas, que también nacieron así ¿A ti te parece que la piel se convierte en sangre? ¿Y el hígado en hueso? ¿y el estómago en neuronas? No, a mí tampoco. El músculo nace y muere músculo, y la grasa también. Es imposible convertir el uno en el otro, y si fuera posible, tendríamos la solución de enfermedades degenerativas que destruyen el músculo. Así que baila sin preocupación porque en lo único que se va a convertir ese michelín es en glucosa.

Otro mito es que en determinadas condiciones de sobreesfuerzo, el cuerpo quema músculo en lugar de grasa. La única forma de que el cuerpo queme músculo es que se haya quedado sin grasa que quemar, en condiciones de hambre extrema, que a veces vienen producidas por una dieta de adelgazamiento con pastillas peligrosas como anfetaminas. Además, cuando el cuerpo necesita consumir músculo, no distingue entre unos músculos y otros, y el corazón es un músculo. Es decir, sí es posible "quemar músculo". Pero para eso necesitarías perder casi toda la grasa del cuerpo. Si no tienes un problema grave de delgadez o sobrepeso, entre el 20% y el 35% de tu peso es grasa. Así que si pesas más de 45 kilos, no vas a quemar músculo. Así de simple.

Y un enlace de propina, que sirve para calcular el índice de masa corporal, una relación simple entre la altura y el peso. Quienes tenemos mucho músculo parece que pesamos más, así que si bailas con regularidad, el ideal de delgadez está más cerca del 21 que del 19.

Si vas a aprovechar los dos próximos meses para perder volumen y caber en el bañador del verano pasado, te deseo suerte, paciencia, buen humor, y sentido común!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

hola Nia!

Te escribo para darte todo mi apoyo y decirte que cada uno es totalmente libre de expresar en su blog lo que le de la gana y a la gente que no le guste, pues simplemente que no lo lea.

Al "troll" no le hagas ni caso guapetona que vales mucho, y lo que realmente importa es lo piensa la gente que tienes a tu alrededor que te conocen y aprecia.

En este mundo nunca llueve a gusto de todos, y gente como tu "troll" te la encontrarás siempre, pero piensa en esas otras personas que diariamente te dan su apoyo leyendo o participando en tu blog.

Un beso y ya sabes como localizarme para cualquier cosa que quieras o necesites.
Laire

Nia dijo...

Muchas gracias, guapa. Empecé este blog porque me parecía que en este mundillo había mucha desinformación pero nunca pensé que pudiera convertirse en un punto de encuentro tan concurrido. Si no fuera por los comentarios y lo que marca el contador de visitas, no tendría las mismas ganas de escribir, así que SCB es tan mío como vuestro.

Amparo dijo...

Te conozco hace poco, no se que te han dejado escrito por aqui esos troll, pero de seguro dejaron representadas sus envidas e ignorancias. Te gusta saber y la sabiduria no viene por la ispiracion, asi que si lo que escribe es lo que lees, de alguna forma habras de aprender, digo yo... Y lo mejor es que te gusta compartir lo que aprendez, pues sige asi, quien quiera que te lea y ya sabes que hay gente te lee. Y recuerda ese dicho que dise algo asi "me da igual lo que hablen mientras hablan de mi.." eso es señal que no eres indiferente.. Besos, nos vemos en clase

Waterlilly dijo...

Nia, yo ya me he dado por vencida con mi peso. Ah es una historia bien larga, comenzo desde que me mude a este pais. Pero bueno. Ahi se hace lo que se puede. Un beso y sigue escribiendo!

elisa

Yasmina dijo...

Hola Nia!
Hacía tiempo que no me pasaba por aquí y como siempre encuentro cosas útiles para la danza. Esta entrada me parece estupenda porque no puede ser más gráfica y cierta. Es lo que intento explicar una y otra vez a las conocidas que quieren perder peso y se resignan a tonificar. Yo por mi parte también tengo mi particular lucha con la grasa, supongo que por el trabajo sedentario. Por eso cada día estoy menos tiempo en el ordenador ;) Y, por cierto! tu tabla me vino muy bien porque, como novata siempre cuesta organizarse. Es una buena guía para practicar técnica y como ejercicio en general. Lo dicho, gran entrada! Saludos!