lunes, junio 26, 2006

Reseña de intensivo: bastón con Zuel

Este intensivo ha sido muy diferente del de la otra vez. Lo que ya se intuía entonces y ahora no lo intuyo sino que lo sé es que Zuel tiene la personalidad perfecta para darle clase a principiantes. Le echa tooooda la paciencia del mundo. Algo que no recuerdo haberle visto hacer, eso sí, es corregir a nadie sin que se lo pida, aunque es capaz de enseñar a unos niveles tan elementales que si estás haciendo algo mal puedes darte cuenta tú sola, creo.

La clase estuvo tan bien estructurada como en la ocasión anterior, con la diferencia de que ésta era más fácil de montar. Al ser un curso con accesorio, ninguna participante era principiante y no era necesario detenerse a explicar ningún movimiento básico del cuerpo. Eso sí, el profesor tuvo el detalle de dedicar los primeros minutos de la clase a explicar teoría: un poco de cultura sobre el origen del raks al assaya, un poco de teoría de la música con su vocabulario, y sobre las diferencias entre música árabe y música occidental. Luego todo tuvo su aplicación, así que no era gratuito.

Iba todo dirigido a aprender la coreografía, que en mi opinión no era difícil, aunque era necesario estar ya familiarizadas con la assaya. Por ejemplo, se incluía ese movimiento que consiste en hacr girar el bastón rápidamente a un lado del cuerpo con la ayuda del dedo pulgar, y a mí me parece que se pueden tardar días en aprender ese movimiento. Fue una decisión muy acertada que la coreografía no incluyera sostener el bastón en equilibrio sobre ninguna parte del cuerpo, porque ese es otro movimiento que necesita mucha práctica. Zuel se las arregló para meter una cantidad sorprendente de movimientos distintos, creo que cerca de diez o doce, y éso solo formas de mover o sostener el bastón, sin contar los movimientos para el cuerpo. Así que para principiantes era una coreografía posible pero exigente.

Algo que para mí es muy importante: cuando alguien comentó "es que a mí me han enseñado que tal cosa se llama de esta otra manera", casi cualquier profesora de las que hay por ahí habría dicho "pues en Egipto es como yo digo". Zuel dijo que esas diferencias de vocabulario son normales, que los nombres dependenn de cada escuela porque casi todo el conocimiento sobre danza oriental es de transmisión oral y eso da lugar a confusiones. Me fío más de un profesor que se explica así que de alguien que diga que enseña La Verdad con mayúscula, aunque haya quien prefiera a profesoras que digan que lo que hacen ellas es lo que vale.

La única pequeña pega del intensivo es la que deberían tener todas y cada una de las clases de danza oriental: éramos demasiadas. Me alegro del éxito que tuvo el curso a pesar de la falta de espacio.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola amiga!! Soy Leo ,también participé en el intensivo y encantá con el "profe" tan encantador ,atento y profesional como en el anterior,pero eramos demasiadas y eso Nia lo sabe bien ...(esas marcas de guerra, mi niña)Un besazo guapa.

Sandra dijo...

Yo me lo perdí :,( pero bueno, con vuestros comentarios se ha alimentado un poquito más mi espíritu danzarín y mis ganas de seguir aprendidendo jeje.

Ire dijo...

hola a todas!
Yo fui la de la pregunta del ritmo...jajajjaj
Quedé encantada con la clase de Zuel. Es un profesional como la copa de un pino!
Y la profesionalidad es algo que ultimamente valoro mucho porque acabo de tener una muy mala experiencia con un profesora.
No pienso perderme ni un curso de Zuel. Ya nos veremos mas a menudo.