sábado, junio 14, 2008

Los programas de talento para bailarines

Si no lo digo, reviento.

No tengo nada en contra de los programas de talentos. A veces me gustan, a veces no. Sin embargo, odio ese estilo de danza pseudo-contemporánea, pseudo-fanqui, pseudo-rapera, que es la constante en los programas de talentos para bailarines. No la soporto. Es repetitiva, aburrida, y casi siempre inexpresiva. Que no. Me gustan las fusiones, pero esta no es ni chicha ni limoná.

3 comentarios:

Indotari dijo...

Te doy la razón.

Caso aparte también son los programas de talentos variados, como tienes talento y similares, en los que las televisiones rellenan parrilla con buenas actuaciones sin pagar un duro a los artistas que van a concursar.

LEO MARES dijo...

yo creo que como todos los programas de televisión (ya busquen cantantes, bailarines o bomberos) terminan por ser eso, programas de televisión, con lo que se olvidan de lo demás y se centran en enganchar al espectador, que como espectador se traga casi lo que sea.
un abrazo :-)

Nia dijo...

Pues sí, Leo, supongo que ese estilo insulso de danza parte de la necesidad de que un coreógrafo o dos creen entre 5 y 10 coreografías a la semana, con música necesariamente de moda, y para bailarines de habilidad y tiempo limitados. Conclusión: fanqui descafeinado con sacarina.