lunes, marzo 13, 2006

¡Esa pelvis!

Creo que lo más importante que se puede aprender acerca de la danza del vientre, el movimiento imprescindible, es que hay que bascular la pelvis. Primer descubrimiento: es posible eliminar o reducir la cuvatura lumbar de la columna sin contraer los glúteos. Yo no sabía que esos dos movimientos eran independientes hasta mi primera clase de danza oriental. Las lumbares también son independientes de las rodillas, y de los abdominales. Al principio, para poner la pelvis donde queremos que esté, es decir, basculada, es muy posible que tengas que doblar las rodillas. Los músculos de la zona pélvica aún no tienen la flexibilidad necesaria. No te preocupes, ya la tendrán.

Es importante mantener la pelvis en la posición correcta incluso cuando no estás haciendo movimientos de cadera. Un ejemplo importante: los movimientos de caja torácica. Elevar el esternón, o empujarlo hacia adelante, o hacer giros. Cuando hacemos ese movimiento que parece "sacar pecho", cuando la pelvis está en la posición "relajada", es decir, con la curva lumbar marcada, y el culo respingón, al sacar pecho trabaja la espalda. Toda la espalda. Las lumbares también. Y no puedes controlar si el movimiento es hacia arriba o hacia afuera: se queda en un término medio.

Ahora, el mismo movimiento con la pelvis basculada. Las lumbares no trabajan: la elevación la hacen los abdominales, el movimiento hacia fuera lo hacen los dorsales. Más definición, más control de la dirección y del movimiento, abdominales bonitos, y lumbares encantados de la vida.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Nia,
Soy una chica de Sevilla capital, y me pregunto si sabrías decirme de sitios donde den clases de danza oriental a un precio asequible...
Muchas gracias.

virginia dijo...

Hola, soy de sevilla también y me gustaría saber quien me podría dar clases de danza oriental que sea la mejor